¿Qué eres?

Quizás una sombra diluida en el viento. Quizás un corazón que apenas palpita con un imperceptible latido. Quizás una sensación de traición. Quizás un niño que juega a ser adulto. Quizás un adulto que juega a ser niño. Quizás un adolescente que desea comprenderse a sí mismo. Quizás el dolor de saberse abandonado, de sentirse solo y perdido entre la multitud. Quizás un pobre loco que no sabe cómo seguir viviendo.

Yo no lo sé. ¿Y tú?

Comentarios

  1. Quizas la abnegación por un aliciente tormento..



    Misha..*

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta si tienes tiempo y si quieres, de otra manera...¡da lo mismo!

Entradas populares de este blog

Para ver el mundo en un grano de arena...

Lobo solitario

Nunca lo olvidaré