¿Qué es la perfección?


A menudo nos hacemos ésta pregunta, para la que la mayoría damos respuestas fáciles y vagas: "Una persona perfecta sería un ser autosuficiente, amable, hermoso, agradable, tierno, inteligente, divertido, una criatura fresca y lozana de la que nunca te aburrirías".
Ésto no podría ser más falso. La perfección es aburrida. Incluso los propios seres perfectos se aburren de sí mismos, y eso les hace convertirse en imperfectos.
Porque existen, aunque no nos lo creamos, esa casta de criaturas viven entre nosotros, la mayoría disimulando y ocultando sus dotes ideales y divinas, a menudo fingiendo y creando defectos que no tienen, para parecer humanos a nuestros ojos. Pero no os lo creáis, amigos míos. Es sólo una fachada. La perfección no es un don, no es un regalo: Es una maldición. Y tiene un lado malo, un oscuro lado oculto. Así que cuidado...

Comentarios

Publicar un comentario

Comenta si tienes tiempo y si quieres, de otra manera...¡da lo mismo!

Entradas populares de este blog

Para ver el mundo en un grano de arena...

Nunca lo olvidaré

Entre luz y tinieblas