Resquebrajado


¿De qué sirve construirse una coraza si cuando te asestan el primer golpe, ésta se desploma como un castillo de naipes, dejándote desnudo ante el mundo, ante su constante martirio?
¿Para que molestarse en protegerse a uno mismo, si cuando de veras te importa alguien, eres incapaz de reaccionar como se supone que deberías, ocasionándole así más daño que el que tú mismo eres incapaz de imaginar?
Y tú sufres igualmente: nadie gana, todos pierden.
Y tú te resquebrajas por que no te queda nada más. Nada a lo que aferrarte, nadie hacia quién huir. Estás sólo, ya lo sabes.
Ahora la pregunta es: ¿Cómo llenarás éste vacío que te oprime el estómago y te amarga el alma?
Sólo te queda una vana y tenue llama de esperanza, cada vez más exigüe:
Empieza desde cero.

Comentarios

  1. me gustaría poder seguir leyendo lo que escribes, me facilitarías la dirección de tu nuevo blog?



    Mishaººº

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta si tienes tiempo y si quieres, de otra manera...¡da lo mismo!

Entradas populares de este blog

Para ver el mundo en un grano de arena...

Nunca lo olvidaré

Lobo solitario