Como quien no quiere la cosa, apareciste tú

¿Sabes de esa persona que siempre está ahí cuando la necesitas? ¿Esa persona que nunca te falla, que permanece a tu lado en la oscuridad, cuando no hay más que sombras poblando el horizonte?

¿Esa persona que siempre, siempre, sabe qué decir y cómo decirlo? ¿La que te conoce tan bien que sabe lo que necesitas oír en cada momento, y que sabe hacer que sus palabras sean un bálsamo en tus oídos?

Si tienes cerca a una persona así, eres increíblemente afortunado. Una amistad verdadera es difícil de alcanzar, y mucho menos cuando tú mismo te cierras al mundo y rehúsas rozarlo con tus dedos.

Sin esa persona, mi vida habría resultado solitaria, deprimente, infernal; un abismo de negra angustia e incertidumbre eterna, de incomprensión en un mundo demasiado grande y demasiado ruidoso. Me odiaría a mí mismo si perdiera ese vínculo, pues sin él, toda mi existencia carecería de sentido. Doy gracias todos los días porque aparecieras en mi vida.

Con todo esto, sólo aspiro a decir una cosa: Eres la persona más importante en mi mundo, E.

Ni perfecta, ni imperfecta; con virtudes y defectos; eres como eres.

Justo como quiero que seas.

***


Comentarios

  1. Tú también eres, con tus muuuuchos defectos, pero también con tus virtudes, exactamente como quiero que seas. te quiero sin quererlo, qué le vamos a hacer? a
    y eso te hace, la persona mas importante de mi vida, y aunque quisiera, no podrías dejar de serlo.
    mi mejor amigo (L)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta si tienes tiempo y si quieres, de otra manera...¡da lo mismo!

Entradas populares de este blog

Lobo solitario

Para ver el mundo en un grano de arena...

Déjame en paz, futuro