Para: El que se queja

¿Y qué si te sientes solo?

¿Y qué si lo que te rodea nunca parece ser suficiente para tus expectativas?

¿Y qué si te gustaría que toda tu vida fuese diferente?

Desde esa perspectiva, pedimos y pedimos sin parar pero el mundo nunca nos da bastante.

Alégrate de ser quien eres, alégrate de sus silencios, confórmate con las palabras amables que te dan y no exijas más de las que te corresponden.

El ego humano nunca deja de sorprenderme. Aunque hace ya tiempo que dejé de plantearme alternativas.


Un saludo

P.

Comentarios

  1. Buas, tanto tiempo sin escribir y nos deleitas con dos entradas en un intervalo reducido de tiempo! Bueno, a la de bajo te digo que me alegro por ti, es cierto que es dificil encontrar ese tono multicolor en el que la vida no es calificada con dos unicos adjetivos y cito a Spielberg y una de sus frases que mas me gustan: "No creo que se siga siendo el mismo a lo largo de la vida". Yo creo que la frase es muy cierta.
    De esta entrada me quedo con el penúltimo párrafo, me gusta.
    Un saludo R.

    ResponderEliminar
  2. Es que después de nuestra charla en el coche y de lo que me dijisteis Laura y tú...me puse a pensar y en el bus se me ocurrieron ambas...xDDD

    P.D. Es algo menos deprimente que las otras. La inspiración viene cuando viene...jajajaja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta si tienes tiempo y si quieres, de otra manera...¡da lo mismo!

Entradas populares de este blog

Para ver el mundo en un grano de arena...

Nunca lo olvidaré

Lobo solitario