Al estilo de Mary Poppins

He sido tu roca, tu refugio, tu lugar seguro cuando todo lo demás te fallaba. Pero yo sabía que eso no iba a durar. 
Estoy hecho de nubes y de estrellas; de sueños inconclusos y de vanas esperanzas lanzadas al aire. Es mi obligación marcharme cuando cambia el viento: cuando ya no estás a solas,  cuando ya no quieres nada, cuando tus secretos vuelven a ser tuyos y no compartidos, cuando ya no me necesitas. Entonces es el momento de hacer la maleta y de experimentar un nuevo cambio de aires.
Es ese momento en el que debo abrir mi paraguas negro y salir volando a merced del viento del Oeste, sin mirar atrás dos veces. Al estilo de Mary Poppins.

Comentarios

  1. esta muy bien tu blog pero te comento en el gmail --

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te guste.
      Comenta siempre que quieras, todo cuanto me digáis intentaré siempre contestarlo, jaja.
      Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Comenta si tienes tiempo y si quieres, de otra manera...¡da lo mismo!

Entradas populares de este blog

Para ver el mundo en un grano de arena...

Lobo solitario

Nunca lo olvidaré