Legado

A todos nos preocupa el futuro. Qué nos deparará el destino, qué intrincado final nos tendrá reservado... Si acabaremos en la cima del mundo o sirviendo a otros más afortunados.
El legado es algo que también nos importa. No hablo de la descendencia, sino de aquello por lo que luchamos: aquello por lo que seremos recordados. 
Todos anhelamos la eternidad. Ansiamos vivir para siempre como Shakespeare, bardo inmortal; como Alejandro Magno, rey de Macedonia; como Juana de Arco, patrona de Francia. 
Todos queremos dejar nuestra impronta en la historia de la Humanidad. Que nos recuerden siglos después de nuestra muerte. Y a todos nos aterra convertirnos en una de esas anónimas sombras que construyen el futuro con sudor y sangre para acabar pudriéndose bajo tierra sin que nadie conozca ni sus nombres.
Todo el mundo aspira a la grandeza, pero ésta se reserva para unos pocos. Y no siempre se reparte de forma justa.

Comentarios

  1. La verdad es que yo nunca he soñado con quedar en la memoria colectiva... A fin de cuentas son "hazañas" que sólo valora la raza humana, aunque lo hiciera quien lo hiciera no creo que cambiara de opinión...
    De hecho, cuando me preguntan donde quiero que me entierren digo que me incineren, para que no queden de mí ni los huesos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eres uno entre pocos; la mayoría de gente vive tan pendiente del futuro que se olvida del presente. Por mi parte, admito que sí me gustaría conseguir algo, algo lo suficientemente valioso como para que la gente me recordase. No deseo ser un líder ni el inventor de algo revolucionario; pero sí me gustaría que, algún día, un niño como el que un día fui yo, lea acerca de mi vida y me recuerde. Mi aspiración es inspirar a otros como otros me inspiraron a mí. Y creo que eso no es pedir demasiado.
      P.D. Respecto a lo de ser enterrado o incinerado, yo también escogería lo segundo. Me gustaría que mis cenizas fueran arrojadas al mar o esparcidas desde lo alto de una montaña, en algún rincón indómito y hermoso.

      Eliminar

Publicar un comentario

Comenta si tienes tiempo y si quieres, de otra manera...¡da lo mismo!

Entradas populares de este blog

Para ver el mundo en un grano de arena...

Lobo solitario

Déjame en paz, futuro