The Rose of Battle

Rosa de todas las rosas, ¡la rosa del mundo!
Llegaste donde se arrojan las mareas turbias
contra los muelles del dolor, y oíste sonar
la campana que nos llama; dulce y lejana.

La belleza entristecida por su eternidad

te hizo nuestra y de la túrbida cana mar.
Nuestras grandes naves esperan arriando velas,

pues Dios las insta a compartir igual estrella;

y cuando al fin, derrotadas en sus batallas,
se hundan bajo las mismas estelas blancas,
dejaremos de escuchar el débil lamento

de nuestro tiste corazón, vivo si no muerto.

W.B. Yeats

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. tienes una falta :s quien lo hubiera dicho en "comprartir" ¬¬

    ResponderEliminar
  3. bueno, te dejo un comentario como la gente xd
    es muy bonito el poema, lo cierto es que me costo entenderlo, pero luego es...
    me gusta :)

    venga, pasate por el mio jj bss

    ResponderEliminar
  4. joer ps dimelas ¿no? yo te lo he dicho para que lo corrijas, ¬¬ no lo hacia a malas, ademas es que al finla ya me cansé de copiar, y no lo repase.. jajaja
    besos
    por cierto ya te has levantado?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta si tienes tiempo y si quieres, de otra manera...¡da lo mismo!

Entradas populares de este blog

Para ver el mundo en un grano de arena...

Nunca lo olvidaré

Lobo solitario