En blanco y negro


Siempre he sido de los que ven el mundo en blanco y negro. No percibo otros colores. Mi retina únicamente capta esa dualidad, que crece en todo mi ser como una enredadera; toda la alegría y la tristeza juntas en una. Cuando me embarga la felicidad transmito a mi alrededor un aura de bienestar. No obstante, si me siento mal, me hundo en el pozo más profundo y arrastro conmigo a cuantos me rodean.
No es culpa mía; mi vida siempre ha estado marcada por dicotomías: todo es blanco o negro, bueno o malo, perfecto o imperfecto; un éxito o un fracaso. Para mí no existe el término medio. No hay tonos grises.
Pero ahora, algo ha cambiado: Empiezo a ver el arcoíris.

Comentarios

  1. Reconoce que gracias a Ke$ha y sus videos raros te ha dado la capacidad divina de poder ver el arcoiris.

    ResponderEliminar
  2. Me has pillado...jeje...no sé, en estos momentos me siento mejor...quizá tenga algo que ver...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta si tienes tiempo y si quieres, de otra manera...¡da lo mismo!

Entradas populares de este blog

Para ver el mundo en un grano de arena...

Nunca lo olvidaré

Lobo solitario