Sin ideas

Siento ese crac en las articulaciones, ese picor en nuca y espalda, ese escozor en mis ojos, rojos y agotados, mientras percibo como la cabeza me da vueltas, mis sienes martillean y noto los latidos de mi corazón oprimirme la garganta. Es esa sensación de cansancio generalizado, agarrotamiento, tan propia de los estudiantes en la semana previa a los exámenes finales. Mis dedos, acalambrados, revolotean difícilmente sobre el teclado; apenas puedo estirar bien el cuello y la columna, curvada ligeramente en la graciosa postura de tortuga tan familiar después de pasar más de ocho horas sin parar haciendo cosas frente al ordenador.
En momentos como este, me siento idiotizado. Como si un enorme aspirador me estuviera succionando todos los pensamientos; todo aquello que me hace diferente de un ser vegetal. Es precisamente esa sensación de succión generalizada, la que me hace preguntarme si no será el ordenador la causa de que me encuentre sin inspiración, apagado como una vela; carente de cualquier motivación para avanzar.
Quién sabe.

Comentarios

  1. Chico!!! ¿estás estudiando o en la guerra? XD Nah, mejor, cuantas menos cosas tengas en la cabeza más sitio habrá para TC jeje. Todos estamos igual de asqueados por este mes de estudios (aunque yo de momento solo tengo cansancio mental y no físico).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comenta si tienes tiempo y si quieres, de otra manera...¡da lo mismo!

Entradas populares de este blog

Para ver el mundo en un grano de arena...

Lobo solitario

Déjame en paz, futuro