Alguien necesita una dosis de realidad

Es absurdo.
Es absurdo construir castillos en el aire, presumir de cosas que no tienes y que difícilmente podrás conseguir; absurdo pensar que lo sabes todo sobre todo y que los demás se equivocan por no ver las cosas desde el mismo prisma que tú.
Me saca de quicio que hagas todas esas cosas porque a la hora de invertir el esfuerzo para lograr esos objetivos eres incapaz de aplicarte: te pones tú mismo las trabas, una y otra vez.
Luego te preguntas por qué no apoyo las decisiones que tomas. No las apoyo porque no me parecen las correctas, porque tanto tú como yo sabemos que estás haciendo algo que no debes y que lo único que vas a conseguir es echar a perder todas las buenas oportunidades que sí te va a ofrecer la vida. 
Porque confiar en la suerte y no en el trabajo es un error. 
Porque la rueda de la fortuna es caprichosa, y las alegrías de hoy se pueden tornar desgracias mañana. 
Porque sé que vales más de lo que te piensas y puedes conseguir lo que te propongas, pero para eso tienes que bajar de la nube y tomar una buena dosis de realidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Para ver el mundo en un grano de arena...

Lobo solitario

Nunca lo olvidaré