Tiempo de cambio

Notas como la confianza que antaño te acompañaba ahora no es más que un espejismo. Lo que antes creías a pies juntillas, ahora no es sino una más de las mentiras que se han acumulado a tu alrededor durante tanto tiempo.
Todo te resulta extraño. Es como si despertaras tras un prolongado sueño y fueses incapaz de ubicarte en la realidad que te encuentras al abrir los ojos. No sabes dónde estás, ni por qué estás ahí. El tiempo ha transcurrido y no te has percatado. Para ti, todo estaba parado. 
Pero poco importa eso. El sueño ha terminado. 
Es el momento de encarar tus errores y de tomar nuevas decisiones. 
Es tiempo de cambio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Para ver el mundo en un grano de arena...

Lobo solitario

Nunca lo olvidaré